Executive coaching

Para ti que eres líder

Imagina conseguir más dedicando menos

Probablemente ahora te parece imposible porque tus jornadas son interminables.

 

Tienes un puesto de trabajo reconocido e interesante, pero también mil frentes abiertos, y sientes que no puedes desconectar. Llevas la mayor parte del peso de tu área y no sabes cómo delegar, y más, cuando tu equipo ya está saturado.

 

Te falta tiempo, sientes que consumes tu vida y no sabes qué hacer para cambiar esta situación”

 

Vivir solo para trabajar, te pasará factura

  • A pesar de que estás en una fase en la que tu departamento o área funciona y consigues los resultados, te sientes insatisfecho.
  • El problema es que no ves cómo puedes progresar en tu carrera profesional si ya no puedes trabajar más horas.
  • Para desbloquear tu situación – es decir, para seguir creciendo, trabajar menos y mejor y recuperar tu tiempo – deberás cambiar de estrategia.

He tenido clientes que han estado en la misma situación que tú y te aseguro que, si reaccionas a tiempo, puedes reconducir la situación. Recuperar tu tiempo, tu vida y que tu equipo funcione sin estar tú al cargo de todo, es posible.

“Necesitas un cambio de estrategia”

¿Cuándo te puede ayudar un proceso de executive coaching?

Un proceso de executive coaching te puede guiar y apoyar cuando:

  • Percibes que está en peligro tu salud y quieres mejorar tu bienestar .
  • Eres consciente de que tu rendimiento está por debajo de tu capacidad.
  • Te ves haciendo más trabajo operativo del que deberías y no sabes cómo delegar.
  • Quieres aportar más valor: implantar mejoras, planificar, innovar, etc. pero no encuentras tiempo para ello.
  • Ves a tu equipo descoordinado, ineficiente y con problemas de relaciones entre ellos.

¿Cómo seguir creciendo, trabajando menos y mejor para recuperar tu tiempo?

Cambios que te proporciona el executive coaching

Para recuperar la libertad que anhelas, solo tienes que dar un paso más.

La siguiente fase, la del líder que ha conseguido un Alto Rendimiento Sostenible, está al otro lado.
Eso sí, tienes que implementar algunos cambios basados en nuestro modelo que te traerán, sin duda, grandes resultados.
Te comento algunos de ellos:

¿Cómo trabajar si me siento sin energia, con la mente confusa y el estado de ánimo negativo?

1. Mejora tu bienestar

¿Cómo podemos trabajar de forma efectiva, si:

  • Nos sentimos sin energía, con dolores de espalda o sin haber dormido lo suficiente? Este es el aspecto físico de cuidar el cuerpo.
  • Nuestra mente está dispersa, confusa y no piensa con claridad? Éste es el aspecto mental de controlar la mente.
  • Nuestro estado de ánimo es negativo con sentimientos de ansiedad, impaciencia o enfado? Éste es el aspecto emocional de gestionar las emociones.

2. Revisa tu auto-liderazgo

Las personas con un buen Auto-liderazgo:

  • Son conscientes de lo que las mueve y motiva.
  • Han decidido dónde quieren estar en el futuro y no se dejan llevar por las circunstancias.
  • Tienen unos objetivos a alcanzar coherentes con su propósito y valores y han definido una estrategia para lograrlos.
  • Organizan su tiempo de forma efectiva priorizando las tareas según urgencia e importancia.
  • Han desarrollado un nivel de disciplina para hacer lo adecuado superando la tendencia a la procrastinación.
  • Se centran en lo que pueden cambiar y no pierden el tiempo quejándose por lo que no pueden cambiar.

Decidir qué quieres conseguir y avanzar con una estrategia clara y eficaz

Aprende a crear un equipo sólido e inspirador: recupera tu tiempo, aligera tus tareas diarias y gana en tranquilidad.

3. Crea un equipo altamente productivo y positivo

    Tu equipo puede ser tu mejor fortaleza o tu peor obstáculo, depende de cómo lo gestiones.
    Equilibrando la productividad: el conseguir resultados, la gestión de recursos y el avanzar hacia una dirección clara; con la positividad: crear un clima nutritivo, colaborador y de apoyo dónde tu equipo sea una base sólida en la que confiar.

4. Implementa procesos y ¡delega!

    Para contar con un equipo productivo y ganar tiempo cuando alguien deba asumir una nueva función, será de gran utilidad tener definidos procesos que permitan que cualquiera pueda realizarlo sin ti.
    Aunque es posible que nadie pueda hacerlo mejor que tú, debes delegar.
    Delegar implica formar, dar tiempo y tener paciencia. Es una inversión a medio, largo plazo. No obstante, es una inversión rentable.

Consigue delegar sin estrés y alcanza resultados óptimos.

Invierte en tu área o departamento y consigue más resultados de una forma más equilibrada.

5. Gestiona de forma efectiva el cambio y el conflicto

    El cambio ya es algo natural en nuestra vida personal y profesional. Todo cambia constantemente.
    Con la innovación tecnológica, el cambio se está acelerando cada vez más. Y según todos los indicios esto no ha hecho más que empezar.
    El cambio se va a producir sí o sí, la cuestión está en si lo acompañamos y guiamos para que sea lo más natural posible, o si lo dejamos que se instaure sin control ni aviso.
    Cuándo comprendemos que el conflicto es solo una señal de que se necesita un cambio, podremos vivir el conflicto como una oportunidad de mejora.

Gestiona el estrés y la sobrepresión con un proceso de executive coaching.

Ha llegado el momento de conquistar un nuevo nivel que te lleva a la plenitud personal y profesional: yo la llamo Alto Rendimiento Sostenible y se caracteriza porque consigues más de manera más positiva.
El inicio hacia esta nueva etapa en tu trabajo es un proceso de coaching ejecutivo.

Diagrama de un proceso de executive coaching

1.

Valoración

Valoramos tu situación actual.

2.

Objetivos

Definimos áreas a trabajar.

3.

Plan

Plan de trabajo y hora de ruta.

4.

Ejecución

Ejecución y aprendizaje.

5.

Hábitos

Introducción de nuevos hábitos.

Resultados de un proceso de executive coaching:

  • Recuperarás tu salud física, mental y emocional para sentirte vital y positivo.
  • Reconectarás con lo que es realmente importante para ti y lo alinearás con tu realidad presente.
  • Delegarás lo operativo para poderte dedicar a lo estratégico. Encontrarás tiempo para aquellas tareas que hacen que tu departamento avance.
  • Controlarás tu agenda para que esté al servicio de la vida que quieres vivir.
  • Te rodearás de profesionales responsables y comprometidos en los que poder confiar.
  • Dispondrás de un equipo altamente productivo donde se respire un clima colaborador e ilusionante.
  • Crearás un manual de operaciones o procesos de tu departamento para que los resultados sean óptimos y predecibles.
  • Obtendrás herramientas prácticas para gestionar el cambio y prevenir el conflicto.