Coaching motivacional

Coaching motivacional

El coaching por definición es motivacional.

Cuando vemos que un profesional está desmotivado, agobiado o rinde por debajo de lo que es habitual, es un momento ideal para solicitar la ayuda de un coach. 

La función del coach es escuchar, ser capaz de ver en la persona su mejor versión, y ayudarla a que pueda descubrir nuevas perspectivas que la conectarán con su propósito y con aquello que, de verdad, le aporta plenitud en la vida. 

Por tanto, el coaching motivacional cambia el color del cristal con el que el profesional percibe las situaciones para aprender a sacar provecho tanto de lo positivo disfrutándolo como de lo negativo, aprendiendo la lección y evolucionando.

El coach tiene la habilidad de crear un entorno seguro de confianza que invita a la persona a mostrarse tal y como es, sin maquillajes ni máscaras. 

Qué es el coaching motivacional

Pero, empecemos por: ¿qué es el coaching en general?

El coaching es un acompañamiento dirigido a cambiar y desarrollar personas y equipos, de tal forma que se consiga un objetivo prefijado. 

Mediante el coaching motivacional conseguimos que la persona acompañada, llamada coachee, desarrolle una forma de pensar positiva y optimista que ayudará a qué se consigan los resultados esperados aumentando la eficiencia, la productividad y el bienestar

Una definición del éxito

Me encanta cómo Victor Küppers define el éxito. Explica la fórmula del éxito de la siguiente forma: 

Éxito = (conocimientos + experiencia) x actitud.

Por tanto, si los conocimientos y la experiencia de un profesional suman, la actitud multiplica y el factor actitud esta directamente relacionado con nuestra motivación. 

Relación pensamiento-emoción-comportamiento

Nuestros pensamientos generan nuestras emociones y nuestras emociones alimentan a nuestros pensamientos.

Por tanto, si tenemos pensamientos positivos generamos emociones positivas que a su vez producen pensamientos optimistas. De esa forma, se genera una espiral positiva.

También podría pasar lo contrario, es decir, pensamientos negativos que nos producen emociones negativas. Y éstas, generan más pensamientos negativos, iniciando una espiral emocional negativa. Finalmente caemos en la desmotivación y el desánimo afectando a nuestro desempeño

Un ejemplo personal de espiral negativa

Hace algunos años, sufrí una situación personal y profesional delicada porque no conseguía tener ni los clientes ni la facturación que me había propuesto.

Pensamientos destructivos

Empezaron a aparecer en mi mente pensamientos del tipo “no vales como persona”, ”¡qué inútil eres! “ o “no eres capaz de conseguir los proyectos que necesitas”.

Estos pensamientos iban acompañados de sentimientos de frustración, incapacidad y desánimo. 

Pérdida de confianza

Llegó un momento en el que no me sentía con fuerzas de continuar y de alguna manera quería esconderme,  desaparecer.

SOS

Por suerte, me decidí a buscar ayuda y le pedí a mi colega Pablo, que me hiciese una sesión de coaching para tratar este tema. 

Pablo, creó ese espacio seguro, tan importante en el coaching, en el que puedes ser tú mismo. Tener el permiso de ser tú mismo es un regalo porque te puedes relajar y dejar caer las defensas que, aunque nos protegen de los peligros, también nos demandan una gran cantidad de energía vital.

Desde su curiosidad me hizo preguntas que me ayudaron a darme cuenta de que, en realidad, la situación no era grave y de que mi valor como persona no dependía del éxito en conseguir proyectos o clientes.

La luz al final del túnel

Después de esa sesión , empecé a ver la situación de otra manera, supe generar pensamientos de confianza qué, poco a poco, me ayudaron a sentirme mejor.

Desde ese lugar de confianza en mí misma, en los demás y en la vida, inicié algunas acciones de marketing que pronto dieron sus frutos. 

Final feliz

Al cabo de dos meses de esa conversación con Pablo, conseguía uno de los proyectos más interesantes en los que he trabajado. Consistía en formar a todo el equipo directivo de una gran compañía en habilidades de coaching.

Cómo ayuda el coaching motivacional

El coaching motivacional guía a los profesionales a mirarse desde fuera siendo más justos y equilibrados en la forma en que ven y valoran la situación. En consecuencia, recuperan la autoconfianza y la autoestima.

Para qué

Así pues, el coaching está especialmente recomendado cuando las personas están encalladas y se encuentran en un círculo vicioso del que no pueden salir solas.

Muchas veces, en esas situaciones difíciles un buen compañero, el responsable, la pareja o un familiar pueden ser de ayuda. 

No obstante, justamente por el vínculo que pueden tener, hay ocasiones, en las que más que ayudar, perjudican a la persona. 

El coach mantiene esa objetividad que le hace más eficiente. Además de apoyar, guiar y empoderar a la persona para que se sitúe en su mejor versión, le dice la dura verdad. Esa verdad, que es difícil de expresar, justamente porque no se quiere ofender o herir.

Cuándo es conveniente un proceso de coaching motivacional

  • Cuando las circunstancias externas no han favorecido a la persona, y se siente rechazada o no tenida en cuenta.
  • Situaciones que despiertan en los profesionales frustraciones históricas y que les afectan en su desempeño. 

Por ejemplo: Mario ha sugerido a su responsable un cambio en la estructura de las reuniones, que ha sido denegado. Aunque es una cosa muy pequeña, Mario se siente profundamente afectado porque esta situación le recuerda a un momento en el pasado cuando era niño, y fue rechazado en el equipo de fútbol de su ciudad. 

  • Estados de ánimo negativos prolongados en el tiempo. Ya puede ser tristeza, temor, impaciencia o rabia.
  •  Cuando un profesional muestra dificultad en superar un reto que es necesario para la ejecución de sus funciones y su bienestar. 

Por ejemplo Ana se resiste a trabajar en equipo y mueve cielo y tierra para hacer todos los proyectos ella sola.

  • Cuando la persona no incorpora un hábito qué supondría un cambio positivo importante en su vida: hacer deporte, comer sano, planificar el día a día o realizar reuniones con su equipo. 
  • Profesionales con dificultad para relacionarse con los demás ya sea a nivel individual o con grupos grandes. 

Cómo se aplica el coaching motivacional

Al igual que en un proceso normal de coaching, un proceso de coaching motivacional consta de entre 4 y 8 sesiones dependiendo de la profundidad del tema y del reto a tratar. 

Las sesiones pueden ser online o presenciales.

El coach guía, apoya y ayuda al profesional pero se mantiene fuera del estado emocional. 

Es como si el profesional hubiese caído en un pozo profundo y necesitase ayuda para salir. Desde fuera del pozo, el coach puede ser de mucha más utilidad ya que se mantiene desapegado de la situación.

Estructura de un proceso de coaching motivacional

Te invito a observar el siguiente esquema:

Una vez se ha detectado la causa que provocaba el malestar y la falta de productividad del profesional, se genera un espacio seguro para expresar emociones donde el profesional se siente cómodo para mostrar su vulnerabilidad. 

A partir de aquí diseñamos estrategias y acciones concretas coherentes con los valores del profesional. 

El éxito del proceso se consigue cuando el profesional ha incorporado nuevo nuevos hábitos en su forma de pensar, de sentir y especialmente, de actuar. 

Estos hábitos deben reflejar la consecución del objetivo definido al inicio del proceso.

Beneficios

  •       Mejorar el autoconocimiento que ayudará al profesional a ser más coherente y sólido. 
  •       Aumento de la productividad y del desempeño al haber trabajado la autoconfianza y la autoestima.
  •       Una asunción de responsabilidades más comprometida y eficaz.
  •       Apreciación del puesto de trabajo y reencantamiento de la organización para la que trabaja. 
  •       Aumento de la capacidad para trabajar en equipo.

Conclusión

El coaching motivacional es un vehículo fantástico para mejorar el nivel de motivación, implicación y compromiso

Se percibirá en el profesional las ganas de colaborar y participar en diferentes proyectos asumiendo nuevos retos

Esta nueva actitud hará que el profesional sea más productivo tanto a nivel individual, como de equipo generando además un clima positivo a su alrededor

0 comentarios

Solicita información

    Subscribe to our Newsletter

    Suscríbete a nuestro blog

    Translate »