Habitos saludables de un coach, cesta con verduras.

HÁBITOS SALUDABLES, CLAVES DEL ÉXITO SOSTENIBLE

Hoy en día, un profesional debe tener incorporados hábitos saludables para mantener un alto rendimiento sostenido en este contexto tan exigente.

Al igual que el deporte de competición, el mundo laboral requiere un equilibrio integral, un alto nivel de energía y una mente centrada.

La oportunidad que representa el reto del Coronavirus

La crisis del Coronavirus nos ha vuelto a recordar la importancia de los hábitos saludables para nuestra vida personal y profesional.

El confinamiento, la incertidumbre, el aluvión de malas noticias, el estrés y la natural preocupación por el futuro, han puesto a prueba nuestro estado de ánimo y hábitos diarios. Al encontrarnos en un momento de gran confusión, esta combinación de ingredientes, puede perjudicar nuestro rendimiento y la claridad de nuestras ideas y decisiones. En ese caso, los hábitos saludables serán un antídoto efectivo.

Hábitos para la productividad y el bienestar

Cuidar el cuerpo, la alimentación, el descanso, gestionar nuestro estrés, meditar y tener un propósito personal inspirador que vaya más allá de nosotros, son ejemplos de buenos actos cotidianos básicos para una calidad vida mejor, más sostenible y con mayor plenitud.

Presentamos a continuación el modelo de los 9 hábitos del Alto Rendimiento Sostenible, un proceso progresivo, ordenado e integrado para el desarrollo de la efectividad personal y profesional.

El modelo del Alto Rendimiento Sostenible (ARS)

El modelo del ARS consta de 9 hábitos repartidos en tres niveles: Bienestar, Auto-liderazgo, y Liderazgo.

Modelo del Alto Rendimiento Sostenible

Los 9 hábitos del ARS nos mueven progresivamente desde las raíces de un correcto equilibrio físico, mental y emocional que nos aporta Bienestar, hacia la eficiencia del Auto-liderazgo para llegar a la sinergia del Liderazgo.

Las personas que tienen desatendidos el cuerpo, la mente y sus emociones no pueden optar por un Auto-liderazgo efectivo y las personas que no tienen autodominio o Auto-liderazgo no pueden optar por un Liderazgo sostenible en el tiempo.

“Si queremos recoger los frutos del Liderazgo, debemos trabajar el Auto-liderazgo y sostenernos en las raíces fuertes y profundas del Bienestar”.

Los hábitos saludables se enfocan en el nivel de Bienestar. Nuestro cuerpo puede ser una fuente de sufrimiento si está tenso, mal atendido y enfermo o una fuente de satisfacción si lo mantenemos flexible, fuerte y sano.

Los 3 hábitos del Bienestar son: cuidar el cuerpo, controlar la mente y gestionar las emociones. Porque..

  • ¿Cómo podemos trabajar de forma efectiva, si nos sentimos sin energía, con dolores de espalda o sin haber dormido lo suficiente? Este es el aspecto físico del hábito 1: Cuidar el cuerpo.
  • ¿Cómo podemos trabajar de forma efectiva, si nuestra mente está dispersa, confusa y no piensa con claridad? Éste es el aspecto mental que corresponde al hábito 2: Controlar la mente.
  • ¿Cómo podemos trabajar de forma efectiva, si nuestro estado de ánimo es negativo con sentimientos de ansiedad, impaciencia o enfado? Éste es el aspecto emocional del hábito 3: Gestionar las emociones.

La incorporación de hábitos saludables en una organización, tendrá un impacto en el bienestar y en la productividad de sus trabajadores.

Según los estudios de La Red Europea de la Promoción y Salud en el trabajo: Por cada euro invertido en la promoción de la salud de los empleados, la empresa recupera entre 2,5 y 4,8 euros de beneficio en absentismo laboral.

Algunas empresas como Henkel, Mahou-Sant Miquel y Nike ya hace años que tienen establecidas medidas para impulsar los hábitos saludables como: espacios de relajación, menús especiales, gimnasios o servicios de coaching para ayudar a sus profesionales a realizar los cambios necesarios en sus vidas.

La empresa saludable consigue tres aspectos importantes:

Empresas saludables: ¿qué beneficios obtienen y qué hacen diferente?

Cada vez más organizaciones apostamos por ser saludables por los claros beneficios que reporta para nuestros equipos y el negocio (mayor felicidad, rendimiento más sostenible, más innovación y productividad, menor absentismo…). Y estamos sensibilizando a nuestros equipos sobre estos buenos hábitos.

El cambio que supone incorporar hábitos saludables

Como cualquier gestión del cambio esto no va tanto de adquirir conocimientos técnicos, sino de evolucionar en nuestra mentalidad.

  • Va de explicar de manera convincente qué hábitos nos benefician y qué hábitos nos perjudican en nuestra salud integral, aunque en ocasiones sus efectos adversos sólo se detectarán a medio plazo.
  • Va de encontrar un por qué y un para qué por cada persona para ejecutar estos cambios que a veces serán difíciles.
  • Va de clarificar los beneficios para el individuo a corto y largo plazo de manera que se auto-responsabilice de su bienestar y rendimiento.

Y… ¿Cómo lo hacemos?

Para ello hay que construir una historia atractiva, identificar embajadores que nos ayuden a influir, empatizar con la situación de cada persona, ser paciente y buscar las palancas más adecuadas en cada momento.

Acompañar, apoyar y retar en las dosis adecuadas, explorando externamente buenas ideas que nos pueden ayudar a ser más efectivos e inspiradores.

Un proceso con mirada al largo plazo

Esta transformación de conductas e inercias no será inmediata, tendrá altibajos y sólo será sostenible si cada persona asume con madurez las riendas de su vida.

La incorporación de hábitos saludables es un buen reto para organizaciones, líderes y profesionales que asuman este enfoque como facilitador de su éxito y bienestar futuro.

Carme Salvador – Consultora en alto rendimiento sostenible (carme.salvador@carmesalvador.com)

David Reyero Trapiello – Senior HR Business Partner – Sanofi Iberia

Twitter: @davidreyero73 / Linkedin: es.linkedin.com/in/reyerodavid

0 comentarios

Solicita información

Suscríbete a nuestro blog