Qué es el coaching

¿Es el coaching solo una moda, o ha venido para quedarse? ¿Cómo ayuda el coaching? 

Hola, Soy Carme Salvador, impulsora del Alto Rendimiento Sostenible, y en este artículo voy a hablarte de una de mis pasiones, el coaching. 

Lo descubrí hace unos 15 años, y desde entonces, no he dejado de profundizar, en su teoría y en su práctica.

Tener habilidades de coaching te permitirá: 

  •     Desarrollar de forma profunda y motivadora, a tus colaboradores.
  •     Equilibrar el hacer con el “hacer hacer”.
  •     Inspirar. Ser un líder referente, que inspira a las personas, y crea un impacto positivo a su alrededor.

Yo diría que el coaching es un arte, en el sentido de que… no hay normas ni reglas fijas, que sirvan en todas las situaciones. 

Lo bonito de utilizar habilidades de coaching, es que te obliga a trabajar la empatía, la confianza y el respeto auténticos. Por tanto, además de ayudar a crecer a otras personas, también creces tú en el proceso.

> El coaching viene del mundo del deporte, de ahí su nombre: “coach”, que significa “entrenador”. 

> El coaching se aplicó inicialmente en el tenis y después en el esquí y el Golf. 

Se descubrió que, si en vez de decirle al jugador, lo qué tenía que hacer para jugar mejor, se le hacían preguntas, para que fuese él mismo el que descubriese sus respuestas, era mucho más efectivo, y la mejora en la pista de juego, mucho más rápida. 

Por tanto, con este nuevo enfoque, se ganaba en calidad y en rapidez.

En los años 70 aparece un libro llamado “El juego interior del tenis”, en el que se diferencian dos juegos:

  • El juego exterior, el que todos podemos apreciar y ver: cómo se mueve el jugador, qué nivel de energía tiene o cómo reacciona a su adversario.
  • El juego interior, un aspecto mucho más sutil e invible, y que consiste en la batalla que está librando la persona en su mundo interior, en su mente. Aquí  están todos los pensamientos y emociones que habitan en el jugador: “lo estoy haciendo fatal”, “ya me he vuelto a equivocar”, o emociones de miedo, inseguridad o lo contrario de euforia e ilusión.

Esta idea de que el entrenador, en vez de dar las soluciones, haga preguntas enfocadas  a que el jugador encuentre sus propias soluciones, es la base del coaching aplicado a las organizaciones. 

Por tanto, las principales habilidades de una conversación de coaching consisten en:

1. Una escucha empática: Que genera un ambiente donde la persona escuchada se siente segura y confiada. por tanto le será más fácil y natural aceptar sus propios errores y exponer sus inquietudes.

2. Realizar preguntas potentes que hacen que la persona reflexione sobre un tema, encuentre claridad en sus conclusiones y tome las decisiones acertadas.

3. Dar reconocimiento sincero mostrando respeto y aprecio.

4. Ofrecer un feedback constructivo y positivo.

5. Ayudar a la persona a que se comprometa, y a que cumpla sus compromisos mediante un seguimiento acordado.

habilidades de coaching

Un mánager, normalmente está en una posición directiva porque precisamente sabe encontrar soluciones, sabe resolver problemas, y esa habilidad debe conservarla, pero ahora aparece una nueva habilidad, que es hacer que los demás encuentren sus soluciones. Una habilidad que requiere, mano izquierda, y un liderazgo, menos protagonista y más de soporte. 

El mánager, debe tener los dos músculos desarrollados, el músculo de encontrar las mejores soluciones (ya lo tenía), y el músculo de hacer que otros encuentren sus soluciones.

Fíjate en este esquema:

Si un colaborador, va a un mánager con un tema a resolver,  el mánager tiene dos opciones: opción A: poner su atención en el tema o reto y resolverlo u opción B: poner su atención en el colaborador y desarrollarlo para que él mismo lo resuelva. 

Cuando el mánager, invierte tiempo, en desarrollar a sus colaboradores, poco a poco, los hace más capaces de resolver sus retos, hasta el punto que el colaborador, ya no acudirá al mánager, porque ya sabrá qué hacer. 

Entonces el mánager queda liberado y puede dedicar su tiempo, a temas que aporten más valor. A la vez que puede manejar más colaboradores. 

Un mánager que solo resuelva, se verá siempre hasta el cuello de retos, y podrá gestionar menos colaboradores.

Otra ventaja adicional a desarrollar, y hacer que los colaboradores tomen sus decisiones, es que el compromiso del colaborador será mucho mayor  ya que la solución viene de él mismo. Y además, si el resultado de aplicar esa solución, no es adecuado, se sentirá también más responsable.

Así que te animo, a mantener tu capacidad resolutiva y añadir una nueva capacidad que la podemos llamar, desarrolladora y que incluye las habilidades directivas de coaching que hemos comentado: la escucha activa, realizar preguntas potentes,  el reconocimiento y ayudar a la persona a realizar acciones para mejorar su situación. 

Ahora te pregunto: ¿Qué habilidad de las 5 te parece más retadora y cuál crees que es la causa? 

Puedes dejar tus comentarios más abajo. Será interesante conocer tu respuesta.

0 comentarios

Solicita información

    Subscribe to our Newsletter

    Suscríbete a nuestro blog

    Translate »